El mejor gestor de contenidos siempre será el que solucione tus necesidades y se adapte a tu estilo de trabajo. No te dejes llevar por lo que usen otros sin antes analizar el CMS ideal para tu proyecto.

Es un gestor de contenidos. Así de sencillo. Pero como siempre nos tenemos que basar en los términos anglos (¡con la riqueza del castellano!), para que no haya dudas CMS son las siglas de Content Management System, o lo que viene a ser un sistema de gestión de contenidos. Es un programa desarrollado para que cualquier usuario pueda administrar y gestionar contenidos de una web con facilidad. Ni más, ni menos.

Pero atentos, porque no todas las páginas web son iguales, y para ello existen tantos CMS como tipos de páginas. Los hay para crear sitios web dinámicos: un blog personal o profesional, una página web básica, un portal corporativo, una intranet, una tienda virtual, una red social o una comunidad virtual, páginas corporativas, inmobiliarias, noticias o magazines, contenidos multimedia, tiendas en línea, aulas virtuales, etc. Algunos CMS son desarrollos con licencia gratuita y en otros hay que pagar.

Dentro de los CMS con licencia gratuita, destacan tres grandes proyectos: WordPress, Joomla! y Drupal. Desde Estempore no sabríamos deciros cual utilizar sin conocer de antemano vuestras necesidades; como programadores nosotros hacemos Diseño Gráfico, Creatividad, trabajamos todo tipo de soluciones en Internet, y cualquiera de los tres CMS citados podrían ser validos, incluso es probable que hayas oído otros también muy populares como Magento, Prestashop, OsCommerce… todos ellos son desarrollos independientes y producto de largos años de evolución, respaldados además por una ingente comunidad de usuarios y desarrolladores que colaboran conjuntamente en su mejora y ampliación. En resumen, los CMS son plataformas web estandarizadas que permiten crear contenido para tu página desde un backend o gestor de contenidos sin necesidad de contar con muchos conocimientos técnicos.

Para llegar a saber cómo elegir un CMS amigable al SEO, o incluso las principales ventajas de usarlo, ten en cuenta estas sugerencias:

  1. Son de uso sencillo: No es necesario ser un experto para programar, publicar y gestionar contenido dinámico o estático. No le tengas miedo, todo es posible.
  2. Es personalizable: Suelen ser sistemas con un alto grado de personalización: desde el diseño de la web hasta nuevas funcionalidades y opciones. Son muy intuitivos.
  3. Modular y escalables: Uno de los puntos fuertes de los CMS son los plugins o módulos que podremos añadir en cualquier momento y pueden significar una nueva funcionalidad. Además son multiidioma.
  4. La seguridad: Actualizaciones de seguridad frecuentes, protocolos de encriptación de información sensible y buen entendimiento con las opciones de seguridad del propio servidor.
  5. Estan preparados para trabajar con url limpias y con codificación UTF-8. Su sistema de plantilla permite separar el código frontend del backend.
  6. SEO e indexación: Buena gestión del posicionamiento en buscadores, y esa accesibilidad permite controlar varios aspectos fundamentales para conseguir aparecer en Google (la gran obsesión de todos).
  7. Integrados en redes sociales. Publicas contenidos automáticamente en las redes asociando tu perfil con tu cuenta de la web.

gestor de contenidos

¿Cuál elijo?

Respondemos como los gallegos: ¿Cuál necesitas?. O lo que es lo mismo, ¿Qué quieres hacer?. Para lograr el posicionamiento de un sitio web no sólo basta con saber utilizar las herramientas o implementar estrategias, o que te hayan “vendido una moto” y pienses que vas a lograr llamar la atención de mister Google la semana que viene; es VITAL elegir un gestor de contenidos que sea amigable al SEO. No hay nada mejor que lograrlo de manera orgánica, y para hacer la elección estas son nuestras recomendaciones:

Rastreabilidad e indexabilidad.

Algunos CMS generan contenido duplicado en los sitios web, creando problemas de gestión. Esto se debe a que el contenido se muestra por medio de muchas URLs: asegúrate que se muestre a través de una sola página. Considera que el gestor de contenido permita la categorización y modificación de las URLs. La personalización con palabras clave relevantes o categorías, no sólo puede evitar el contenido duplicado, también mejora la experiencia del usuario. Otro factor fundamental es que el CMS ofrezca la canonicalización del contenido. Por medio de la etiqueta canónica, puedes señalar la versión original de cada página o rastrear e indexar un contenido en las búsquedas internas.

Es igual de importante garantizar que el contenido se muestre correctamente en los buscadores y para lograrlo además de elegir formatos de texto, debes considerar otros factores relacionados con la configuración del gestor de contenidos:

  • Soporte de la etiqueta Meta Robots para evitar la indexación de contenido y el seguimiento enlaces.
  • Opción de modificar o configurar el archivo txt que se incluye en el Root del sitio para controlar el acceso de los buscadores.
  • Soporte de xml para actualizar el listado de las páginas de la web, incluyendo el contenido nuevo, e informar al buscador sobre los cambios para su indexación.
  • Diseño amigable para diferentes dispositivos y velocidad de carga rápida.

Relevancia.

Hay algunas funcionalidades que optimizan el reconocimiento en los buscadores, y es importante fijarse que el CMS ofrezca la posibilidad de personalizar las etiquetas del título y de encabezado, así como la metadescripción de cada página. Además, debe permitir modificar los datos estructurales con Schema. Así, Google reconocerá la relevancia y el significado del contenido en la página de resultados del buscador. Además no sólo debe soportar opciones de video e imágenes, también debe permitir la configuración y optimización de la relevancia de las etiquetas de encabezado y de los captions. Si genera texto de los videos o permite describir las imágenes, facilitará que el contenido sea reconocido.

Otras funcionalidades.

Al elegir un CMS busca también funcionalidades adicionales como la integración de botones o etiquetas de redes sociales y la generación de Feeds RSS. Estas son herramientas que favorecen la distribución de contenido. Asegúrate también que la plataforma se actualice frecuentemente con correcciones y nuevas funciones, que ofrezca copias de seguridad, exportar información fácilmente y que se integre a Google Analytics.

Si ya tienes un servidor en el que trabajas habitualmente, infórmate sobre los servicios que da al respecto.

¿Cómo saber cuál es el mejor gestor de contenidos?

Sencillo: el que mejor solucione tus necesidades y se adapte a tu estilo de trabajo. Lo importante no es contar con las herramientas más caras o con lo más popular, sino con el que te ofrezca las soluciones idóneas para tu proyecto. Para decidir lee con atención las características clave:

Instalación | Es lo primero. Cómo lo instalas. Hay servidores que te facilitan la instalación de un CMS concreto y otros que no incluyen este servicio y en los que debes instalar todo tú desde cero. La respuesta eficaz está en tu nivel ofimático, aunque en general, todos los gestores que están ahora en el mercado son bastante fáciles de utilizar.

► Prestaciones del gestor de contenidos | ¿Cuántas cosas te permite hacer ese gestor de contenidos?. Seguramente, necesitarás poder editar entradas para blog, manejar con soltura la biblioteca multimedia y tener la posibilidad de ir añadiendo funcionalidades mediante módulos ampliables.

Nivel de personalización | Otro aspecto al que hay que dar importancia a la hora de elegir el mejor CMS, ten en cuenta, que un gestor de contenidos web que no te da acceso a la personalización de la página web, del sidebar o de cualquier otro elemento que te interese actualizar con frecuencia, te va a limitar mucho las opciones. Es bueno contar con módulos ampliables (widgets o plugins) que te den la opción de añadir nuevos elementos al sitio web o blog.

El editor de textos | Este será el aspecto con el que, seguramente, más trabajes. Busca un editor sencillo, similar a Office, que te de muchas opciones y sea fácil de utilizar.

El editor de contenido visual | El editor de imágenes siempre suele ser bastante limitado, aún cuando trabajes con el mejor CMS posible. Este tipo de software está pensado para gestionar un sitio web, pero no para sustituir a los editores de imágenes o de vectores. Elige el que, al menos, te permita recortar las imágenes o girarlas cuando sea necesario, incluso dimensionarlas.

► El CMS y el SEO | Los CMS que son “SEO friendly” cuentan con widgets y/o plugins SEO orientados a facilitar esta tarea. Te informan de lo que necesitas mejorar, qué es lo que está bien y cómo Google va a percibir tu página web; eso sí, no desarrollan una estrategia SEO por ti.

Documentación y tutoriales | Por último, pero no menos importante, no pases por alto todo lo referente a la documentación y tutoriales que existen en la red sobre el gestor de contenidos que te interesa. Si es la primera vez que trabajas con un software así, te surgirán muchas dudas según vaya avanzando tu trabajo, y siempre es bueno poder encontrar fácilmente información y formación al respecto.

tu trabajo, y siempre es bueno poder encontrar fácilmente información y formación al respecto.

Las opciones para buscar el mejor CMS del mercado son muchísimas. Aquí sólo hemos visto las más populares pero para cada proyecto hay uno que se amolda mejor que los demás, así que, antes de decantarte por uno u otro, ten en cuenta los detalles como los que hemos compartido contigo y analiza cómo podría repercutir en el día a día de tu negocio el hecho de contar con unas funcionalidades u otras. Como siempre… si no has entendido nada, no te atreves a hacerlo por ti mismo, no quieres que te engañen y, sobre todo, quieres hacerlo bien: aquí nos tienes. Construimos Internet cada día.