“G is for Google“. ¿Sabías que desde su creación ha cambiado 13 veces su logotipo?.

Estar saliendo de la crisis tan rápido como nos anuncian, y creando empleo estable en nuestro país, es la mejor de las noticias para todos los sectores de la economía. Se gana menos que hace veinte años, esa es la verdad, pero al menos lo que tratan de vendernos de cara al futuro es esperanzador. De hecho nosotros, tenemos un nuevo becario: Carfosforo, manchego, 63 años, que viene de trabajar en otra empresa a medio turno diario (12 horas) y que con su amplia experiencia nos ha dado el tema de hoy para postear. La evolución del logotipo de Google desde su creación.

Fuera ironías, resulta sorprendente cómo el gran gigante de Internet ha cambiado de logotipo como nosotros de “becarios”. Lo que a Google le supone una transición por uno o dos años –y se afianza cada vez más- a cualquier otra empresa del mundo le llevaría generaciones conseguirlo. Su colorida marca se ha convertido en un elemento básico de la experiencia en línea para miles de millones de personas, y tiene una historia sorprendentemente a pesar de su juventud.

La historia de Google comienza en 1996. Desde que fuera apenas un proyecto universitario, su identidad y carácter se ha visto reflejada en sus logotipos. Lo cierto es que la compañía fundada por Larry Page y Sergey Brin siempre se ha caracterizado por su gran innovación, por su crecimiento acelerado, por ser una empresa diferente y su expansión a áreas cada vez más diversas. No por nada, hace muy poco, nos sorprendía la reestructuración de toda la compañía y su paso a convertirse en Alphabeth.

En el origen era sólo un proyecto de investigación incipiente en la Universidad de Stanford, con el nombre de código “Back Rub”, sin embargo, las cosas comenzaron a cambiar muy rápidamente. El proyecto fue renombrado a Google -una versión mal escrita de googol- que es el número uno seguido de cien ceros. El objetivo era llevar la idea de que Google tenía un potencial de procesamiento masivo y podría manejar lo que otros motores de búsqueda no lograban. En 1997 la primera encarnación de la marca de Google fue finalmente visible en los servidores de Stanford.

Así fue la plataforma original de Google (Backrub) en la Universidad de Stanford, con Java y Python y con el hardware que aparece en la foto:

Sun Ultra II con dos procesadores de 200 MHz y 256 MB de RAM. Ésta era la máquina principal para el sistema original de Backrub.

2 x 300 MHz Dual Pentium II Servers (donado por Intel) con 512 MB de RAM y 9 discos duros de 9 GB entre los dos. La búsqueda original funciona con este equipo.

F50 IBM RS / 6000 (donado por IBM) con 4 procesadores, 512 MB de RAM y 8 discos duros de 9 GB.- Dos cajas adicionales incluían 3 discos duros de 9GB y 6 discos duros de 4GB respectivamente (el almacenaje original para Backrub). Estos se adjunta a la Sun Ultra II.

– IBM con otros 8 discos duros de 9GB (donados por IBM).- Una caja casera que contenía 10 x 9 GB SCSI unidades de disco duro.


La historia detrás de este diseño sigue siendo algo misterioso. En la propia historia de Google, no hay información sobre el diseñador u origen de este logo. Casi da la impresión de que no quieren que nadie vea esta ejecución pseudo-cómica. Aparentemente fue el mismo Sergey Brin quien lo realizó con GIMP, el famoso programa de edición de imágenes, libre y gratuito que forma parte del proyecto GNU. El equipo de Backrub es toda una curiosidad, sobre todo por el gran tamaño actual de la compañía.

Google -una versión mal escrita de googol- es el número uno seguido de cien ceros.

Logotipo en 1997.


Logotipo en 1998.


Realizado también por Sergey Brin en GIMP, el logotipo de Google usaba la fuente Baskerville Bold; este diseño fue utilizado de septiembre a octubre de 1998. Ya desde el primer logotipo se utiliza la combinación de los tres colores primarios y el verde, que es un color secundario, solo que en esta versión, la famosa “G” azul aún era verde. Con un signo de admiración, muy a lo Yahoo! de la época, fue usado entre octubre de 1998 y mayo de 1999.

Logotipo en 1999 (Prediseño I).


El éxito de Google poco a poco empequeñecía a la competencia. La gente que antes había utilizado Altavista, Hotbot, Mamamia, Terra, y un sinnúmero de otros servicios comenzó a visitar Google, gracias a su capacidad de búsqueda de mejor calidad. La empresa contrató a la diseñadora Ruth Kedar para seguir desarrollando la marca.

Logotipo en 1999 (Prediseño II).


Ruth Kedar en su primer intento utiliza Adobe Garamond. En general Kedar no quería entrometerse demasiado con el texto y comprometer la legibilidad, por lo que añadió un poco de su propia fantasía a través de colores primarios. Se suponía que el pequeño patrón que los unía a ellos simbolizaba una conexión infinita.para seguir desarrollando la marca. En esta versión Kedar decidió centrarse en una de las o’s, añadiendo un toque de ese patrón infinito de la iteración anterior, pero también añadiendo el aspecto objetivo a la o, alardeando la precisión que estaba haciendo el motor de búsqueda.

Logotipo en 1999 (Prediseño III).


Trabajando en base a la retroalimentación de los fundadores, Kedar simplificó el diseño anterior, eliminando el retículo y manteniendo la lupa con una sonrisa dentro de ella, intentando reflejar la experiencia de usuario positiva que el gigante de la búsqueda podría ofrecer. La desviación de la segunda o de la línea, fue la manera de ilustrar los giros inesperados de la experiencia de búsqueda, un concepto que muchos de nosotros estamos muy familiarizados a día de hoy.

Volviendo a sus primeros diseños, Kedar vuelve a destruir la fuente Leawood. Esta vez agrega un toque de dimensión y sombreado al logo. La idea era tener el logotipo flotando encima del diseño que los fundadores habían planeado. Esta versión también dio inicio a más de una conversación sobre los colores y su respectivo orden. En esta fase Kedar exploró un acercamiento más simplificado. La idea era eliminar cualquier icono reconocible y tener la marca solo como un marcador de palabras. Conceptualmente, esto también liberó a la compañía de un mercado de búsqueda de nicho, abriendo la puerta para que se expandieran a otras industrias. Kedar finalmente ultimó el diseño final después de muchos experimentos con los colores. “Hubo muchas iteraciones de colores diferentes”, dice Kedar. “Nació la idea de decorar el logotipo de la empresa para celebrar eventos notables”.

Logotipo en 1999 / 2010.


Entre el 31 de mayo de 1999 y el 5 de mayo de 2010. Aquí comienza la leyenda: probablemente, el logo más conocido en Internet. Una pieza realizada por la diseñadora Ruth Kedar. Podemos observar que el diseño se basa en la fuente Catull que tiene rasgos serif, los cuales no se sacudiría hasta el 1 de septiembre, en el actual logotipo.

 

Logotipo en 2010.


Logotipo usado entre el 6 de mayo de 2010 y 18 de septiembre de 2013.

Logotipo en 2013.


Entre el 19 de septiembre de 2013 y el 1 de septiembre de 2015. En este diseño la sombra en las letras que lo componen desaparece, además de cambiar la saturación del amarillo de la segunda “O”, que lució más puro como color primario que es.

Logotipo actual.


El logo actual de google fue lanzado el 1 de septiembre de 2015. Se refinaron muchos detalles, así como sus colores. Fue hecho con un nuevo tipo de fuente san-serif con colores algo mas suaves y una fuente propia de la compañia, un logo con mucha similitud a la de su matriz alphabet Inc.


¿Que significan los colores?

En una entrevista con WIRED , Ruth Kedar habla sobre cómo ella y Google eligieron los colores para el logotipo. En primer lugar, los colores primarios traen a la mente recuerdos de juegos de niños, hay algo absolutamente tranquilo y hermoso sobre los colores primarios. Esto es porque a lo largo de nuestras vidas, estamos rodeados por estos colores y los asociamos con recuerdos buenos y felices. Además de los colores primarios, Google quiso demostrar que la empresa no sigue las estrictas y rígidas reglas establecidas por otros. Por lo tanto, la compañía hizo que la “l” fuera de un color secundario en lugar de uno primario.

Gracias a Carfosforo por su inestimable ayuda.