Conferencia del director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), general de brigada Miguel Ángel Ballesteros.

De manera rotunda el general de brigada y director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), Miguel Ángel Ballesteros, explicó en una conferencia impartida dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), que las redes sociales y los medios de comunicación se han convertido en el nuevo campo de batalla de los terroristas yihadistas.

Durante su intervención, el militar destacó que este grupo terrorista cuenta con más de 70.000 cuentas en Instagram, Twitter o Facebook, así como 46 agencias de comunicación que operan dentro y fuera de sus fronteras –no reconocidas oficialmente, pero que ocuparon buena parte de Irak y Siria– y que aún publican una revista mensual para persuadir a sus lectores en las bondades del grupo terrorista.

Los dos grandes ministerios de este grupo, señaló el general, son “el dedicado a la comunicación y el dedicado a la guerra”. El Daesh ha realizado durante la guerra en Siria más de 2.000 vídeos, lo que “nos da una idea de la producción que tienen” y de la importancia que le dan a su red comunicativa, en total 46.000 mensajes de todos los tipos en los tres años desde la proclamación del Estado Islámico y todo se difunde a través de las redes sociales “lo que muestra la gran importancia que la comunicación tiene para ellos”. El relato también ha cambiado a lo largo de estos años de guerra civil en Siria. Con la proclamación del Califato, los propagandistas del EI lanzaban mensajes positivos sobre los éxitos y la benevolencia de su gestión en las zonas ocupadas. Ahora, tras la pérdida de sus principales bastiones, Mosul y Raqqa, lanzan mensajes de venganza contra todos aquellos que consideran sus enemigos, especialmente, en el extranjero.

Ya “no van tanto a reclutar como al principio, porque son conscientes que de que el territorio está perdido”, sino que van orientados a los llamados ‘lobos solitarios’ para que actúen en ciudades europeas.

La globalización de la comunicación hace que, por otro lado, los mensajes no tengan frontera, “es la gran ventaja del Estado Islámico”.

En su conferencia el general también señaló a Ceuta y Cataluña como los lugares donde la implantación y la captación del yihadismo es mayor. En el caso de la Ciudad Autónoma, se debe a “la permeabilidad que hay con la zona de Marruecos, donde tradicionalmente ha habido muchos yihadistas, especialmente en la zona de Castillejos”. En Cataluña, por el contrario, la causa es que la Comunidad Autónoma “recibió inicialmente la inmigración y es donde empiezan a haber segundas y terceras generaciones”, caldo de cultivo de los nuevos combatientes. Se calcula que unas 215 personas de origen español han viajado a Siria para combatir con Daesh. Una cifra pequeña si se compara con otros países europeos (sólo de Francia salieron 1.600 personas para combatir junto al EI en Siria e Irak.) En España “hay relativamente pocos extremistas, aunque existen. Buena prueba son las detenciones que hay anualmente”.

La conferencia llevaba por título ‘Mundo actual, gestión de crisis internacional y cultura para la paz’, y en ella el general contó con el director del curso, Fernando López Mora, como moderador, que destacó la paradoja de que, mientras los yihadistas reclaman un modelo social basado en la pureza de las tradiciones, se sirven de las últimas tecnologías para hacer llegar su mensaje de odio.

Tecnologías, recursos, redes sociales, que habitualmente en Estempore –y la inmensa mayoría de personas y empresas- utilizamos para comunicarnos, hacer negocio, y en definitiva estar actualizados, pero que lamentablemente también se pueden usar para fines terroristas. Magnífica la intervención del general, y demoledores los datos ofrecidos. Dan qué pensar.

 

Conferencia del director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), general de brigada Miguel Ángel Ballesteros.