Las imágenes generan enormes cantidades de tráfico a tu web desde los buscadores.

 

El posicionamiento SEO parece que se ha convertido en una obsesión. Hay dos modos de lograrlo: pagando o no pagando. De eso se trata para ascender en la lista de Google. De nada sirve tener una web extraordinaria, o un blog, o un espacio para vender, si nadie lo ve. Posicionarse pagando es sencillo, no merece explicación, pero posicionarse de manera orgánica ese es otro asunto. Más fiable, más seguro, más duradero, y aunque más laborioso, es sin lugar a dudas lo más eficaz. Ya hemos hablado del tema, y solo recordar que la importancia de las palabras clave, los contenidos, la estrategia, los tiempos de carga y descarga, son algunos de los consejos vitales para mejorar tu posición en motores de búsqueda.

Hoy te ofrecemos un aspecto distinto que para muchos pasa desapercibido y que va a impulsar a buen seguro tu página como no lo habías soñado: trabajar las imágenes. De hecho Google hace un par de semanas ha desarrollado una nueva característica en su buscador que ayuda a las marcas a posicionar exclusivamente sus imágenes, una variante en su Serch Engine Optimization (SEO). Son en realidad etiquetas que actúan como insignias y que a la hora de buscar una imagen concreta te ayuda a encontrar lo que realmente estas buscando.

Si fabricas tornillos y un usuario busca tornillos, entre las imágenes encontrará una etiqueta llamada “tornillos” en la esquina inferior izquierda de Google, con un link que conduce a la página del producto.

Hasta hace quince días el buscador solo tenía insignias para recetas, videos, productos e incluso gifs, pero los algoritmos de Google ya detectan automáticamente y asignan la insignia apropiada, las cuales aparecen en las “búsquedas de imágenes” en dispositivos móviles. La nueva herramienta puede beneficiar especialmente a sitios de comercio electrónico, tiendas retail y minoristas, así como los formatos de venta conocidos como “segunda mano”.

El posicionamiento con imágenes eficaces es básico para Google.

Es posible que no lo supieras, no lo has tenido en cuenta, o piensas que lleva mucho trabajo o te piden un presupuesto alto por hacerlo, pero las imágenes pueden generar enormes cantidades de tráfico a tu web desde los buscadores, y es gratis para ti. Quien hace una búsqueda en Internet le aparecen imágenes en la página de resultados de forma combinada. Esto significa que no es necesario buscar una imagen para encontrarla: tú o tu producto puede aparecer en cualquier momento. Aquí tienes las claves para que optimices tus imágenes. Imprescindible que lo hagas.

 

tú o tu producto puede aparecer en cualquier momento. Aquí tienes las claves para que optimices tus imágenes. Imprescindible que lo hagas.

1. Texto alternativo | Atributo Alt

Alt es el anglicismo alternate text o texto alternativo, y es lo que realmente utilizan los buscadores para saber qué es lo que muestra una imagen. Es también el texto que utiliza el navegador cuando la imagen no se puede cargar junto con el resto del contenido de la página. Un buscador no es humano, y no interpreta el contenido gráfico de la imagen: solo reconoce letras, colores, y en algunos casos caras, pero ahí se queda.

Supongamos que pones en tu web un cuadro al óleo del Pintor Pepe Carretero. El código HTML de la etiqueta Alt sería:

<img src=”http://example.com/foto.jpg” alt=”Cuadro al óleo del pintor Pepe Carretero”  />

No te preocupes por el código ya que en la mayoría de los gestores de contenido se puede fácilmente añadir la etiqueta. Para asegurarte una buena etiqueta Alt:

  • Describe fielmente el contenido de la imagen.
  • Incluye la palabra clave principal.
  • Se conciso.

2. Una imagen, un nombre.

La clave, obviamente. Lo que escribas, el nombre del archivo, es el marcador del contenido de la imagen. Si una imagen que se llame “cuadro_óleo_oferta.jpg”, el buscador posicionara tu imagen con cuadro_oleo_oferta. Obvio. No te enrolles, intenta que el nombre sea corto, claro y descriptivo, sin que sea necesario que incluyas tanta información como en la etiqueta Alt.

Si haces una foto con tu móvil, MSC-435TR001, y la subes tal cual… poco beneficio vas a tener cuando alguien quiera encontrar tu producto. Con un buen nombre el buscador –por torpe que sea- entiende el contenido, lo asume y lo lanza. ¿Crees que no tendrás mas posibilidad de subir en la búsqueda de tu producto? . Para un buen nombre de archivo:

  • Describe el contenido de la imagen. Claramente.
  • Es perfecto si incluyes la palabra clave principal.
  • Se concreto y conciso. Un tornillo es… un tornillo. Nada de palabras vacías.
  • Utiliza guiones para separar palabras. Igual que un niño, Google lo lee mejor.
  • Somos espaÑoles, pero Ñ, los acentos y caracteres especiales no sirven.

Utiliza guiones para separar palabras. Igual que un niño, Google lo lee mejor.

3. Con texto y contexto.

Cuando las lances, “rodea” tus imágenes con texto y, sobre todo, que esté relacionado con el contenido de la imagen. Es un matrimonio bien avenido: cuanto más estrecha sea la relación existente entre la imagen y el contexto en el que se encuentra, mejor. Si tratas de engañar al buscador, lo notará (-si el texto que envuelve la imagen guarda poca relación con ésta-), pero si tus imágenes tienen el contexto adecuado, un pie de foto o leyenda, y tanto el texto de arriba y debajo de la imagen coinciden con el “tornillo”… ¡perfecto!. Puedes incluso usar los encabezados y el título de la página si quieres hacer énfasis en la imagen.

4. El tamaño si que importa.

Imágenes adecuadas. Nada de meter megas de más a tu servidor, porque lo único que vas a conseguir es que tu web se ralentice. Si las fotos –imágenes- están adecuadas cargan rápido, y eso es algo que los buscadores premian especialmente. La dimensión y la calidad, importante tenerlo en cuenta. Si quieres que una imagen de gran dimensión quepa en un archivo pequeño tienes que reducir calidad, y si lo que quieres es que la imagen sea de gran calidad no te quedará otra que reducir las dimensiones. O eso, o llamas a Estempore: especialistas en digitalización y tratamiento de imágenes. (¡Publicidad al poder!).

El editor de imagen que por defecto tengas en tu PC puede ayudarte a recortar, editar y reescalar fotos sencillamente, aunque te aconsejo tres herramientas gratuitas para trabajar de un modo más profesional:  GIMP y BeFunky y Monosnap. Si usas WordPress como gestor de contenidos, puede interesarte el plugin WP Smush.it, para comprimir las imágenes que subas sin pérdida aparente de calidad.

El formato JPEG es el ideal para los buscadores, pero también puedes subir imágenes a tu web –depende del caso- en PNG o  GIF. Estos últimos están de moda y son súper eficaces. Para el mejor uso de tus imágenes:

  • JPEG para fotografías e imágenes en general. Su calidad es la ideal para tu Web.
  • PNG para imágenes planas y/o transparencias (por ejemplo, tu logo).
  • GIF si lo que deseas es impactar con animaciones.
  • Siempre –siempre- en la dimensión exacta. Nunca pequeñas, nunca pixeladas, y nunca gigantes, que perjudican la navegación. Emplea las dimensiones exactas que necesites (no confíes en la reducción de las dimensiones en el CMS).

5. Mezclar metadatos: Exif

El Exchangeable image file format, o Exif, Son los datos de registro de la configuración que una cámara utilizó para tomar una foto o un video. Esta información se inserta en los archivos que guarda la cámara. Cualquier foto o imagen que vayas a lanzar permite incluir varios tipos de metadatos dentro del archivo de imagen: la toma, distancia focal, exposición la cámara, la exposición, apertura, y –en algunos casos muy útil- incluso las coordenadas geográficas. Son datos añadidos a tu imagen –técnicos- que interesan a ciertas páginas (por ejemplo a Flickr). Lo que más te interesa tener en tu foto es:

  • Título de la imagen.
  • Descripción.
  • Nombre y web del autor.
  • Copyright.

Mediante las propiedades del archivo en Windows (botón derecho) puedes editar los datos y añadir información relevante a la imagen. Importantísimo para posicionar tus imágenes en buscadores. Si usas herramientas de compresión asegurate que cuando has subido los datos, la información Exif se guarda en la imagen resultante.

posicionamiento imágenes eficaces seo

6. El Sitemap de tus imágenes.

Para lograr la optimización de tus imágenes la indexación es elemental. Las imágenes deben estar en el índice del buscador para aparecer en la búsqueda, porque si no encuentra tus archivos de imagen difícilmente podrá registrarlos. Para que tus imágenes sean indexadas, tienes que generar un sitemap específico para imágenes. Este archivo incluye la URL de cada imagen, puede incorporar el título, la licencia y el pie de foto. Si tu gestor de contenidos es WordPress, el plugin de optimización SEO de Yoast incluye las imágenes dentro de la función XML Sitemaps. No obstante, si prefieres un plugin dedicado puedes usar Udinra All Image Sitemap.

¿Un secreto?

Un último dato –tal vez lo más eficaz de todo lo dicho- para mejorar la visibilidad de tus imágenes; conseguir enlaces. Enlaces hacia tu página, o la página que contiene la imagen, y también hacia el propio archivo de imagen. Si además esos enlaces contienen palabras clave en el texto (anchor text) tu posicionamiento en buscadores se multiplica de un modo exponencial. Pero no lo hagas con trampa, o de forma artificial, porque “si te pillan” te penalizan. Especialmente Google penalizan la creación de enlaces destinada a influir sobre sus resultados. Lo mejor es crear imágenes capaces de atraer enlaces por sí mismas, como es el caso de las infografías y las fotos con licencia Creative Commons.

 

posicionamiento imágenes eficaces seo google