Expo con 200 obras del visionario holandés en el Palacio de Gaviria.

 

Escher y sus universos imposibles. Aún hoy dudamos si Maurits Cornelis Escher, más conocido como M. C. Escher, fue un matemático que pintaba o un artista de precisión trigonométrica. Paradojas pictóricas. Hoy hemos asistido en rueda de prensa –y después de diez años ausente de Madrid- a la presentación de su nueva exposición “Escher” en el Palacio de Gaviria, un lugar onírico y sugestivo que se recupera para la cultura, asombrando a doctos y profanos por el contenido y cantidad de la obra del holandés. Un edificio renacentista en blanco y negro que, entre luces y sombras y maderas que crujen, ofrece en un fascinante recorrido una de las citas culturales mas interesantes de este año.

La muestra, -producida y organizada por Arthemisia- puede visitarse hasta el 24 de septiembrey esta compuesta por 200 obras del visionario holandés cuyas creaciones han marcado las mentes de los científicos y el imaginario de los diseñadores, además de haber ejercido una fuerte influencia en el mundo del arte. Como artista, Escher resulta difícil de clasificar. Se han hecho múltiples interpretaciones de sus obras, pero la realidad es que no tenía grandes pretensiones ni mensajes que transmitir, sino que básicamente plasmaba lo que le gustaba. A diferencia de otros artistas, no basaba su trabajo en los sentimientos sino simplemente en situaciones, soluciones a problemas, juegos visuales y guiños al espectador. Visiones, en ocasiones, que le sobrevenían por las noches, que pasaban por su imaginación y que creía merecedoras de ser plasmadas en sus cuadros. En la exposición no solo podemos ver varias obras maestras de este genio del surrealismo sino que también incluye experimentos científicos, áreas de juego y recursos educativos que contribuirán a que visitantes de todas las edades comprendan sus perspectivas imposibles y sus universos aparentemente irreconciliables. ¿Qué te parece?.

 

Inspirado e influido por el arte de su época y el del pasado, Escher da un cariz visionario a la investigación geométrica y el rigor.

Él mismo Escher reconocía que no le interesaba mucho la realidad, ni la humanidad en general, las personas o la psicología, sino sólo las cosas que pasaban por su cabeza. En cierto modo era alguien introvertido, dicen incluso que de trato difícil, que prefería crear su propio universo. Como afirma Mark Veldhuysen –comisario de la exposición-una de sus principales características es la dualidad y la búsqueda del equilibrio, la utilización del blanco y el negro, la simetría, el infinito frente a lo limitado, el que todo objeto representado tenga su contrapartida”.

Escher universos imposibles | La exposición.

La exposición Escher, artista que tenía como uno de sus lemas «el asombro es la sal de la tierra», posee el mérito de haber ensanchado las posibilidades imaginativas de quienes contemplaron y siguen contemplando su obra, en la que todo está relacionado: ciencia, naturaleza, rigor analítico y capacidad contemplativa.

Inspirado e influido por el arte de su época y el del pasado, Escher da un cariz visionario a la investigación geométrica y el rigor. El mundo de los números, la matemática y la geometría es una de las claves de lectura, pero no la única, para entender el universo creativo de este artista poliédrico y contemporáneo avant la lettre, figura tan genial como compleja que no dudó en recurrir a los más diversos lenguajes para fundirlos en una trayectoria novedosa e intrigante, que por su originalidad constituye algo único en el panorama de la historia del arte de todos los tiempos, y emociona al gran público. Con más de 200 obras, la exposición se divide en siete ámbitos:

►Primer ámbito – Primer período | La relación de Escher con el Art Nouveau. El eslabón entre el futuro grabador, todavía estudiante, y esta importante corriente artística. Un componente modernista, que despertó en el artista un marcado interés por la división regular del plano.

►Segundo ámbito – Teselaciones | La segunda visita de Escher a la Alhambra y Córdoba, en 1936, lo indujo a estudiar meticulosamente las soluciones decorativas que caracterizan este excepcional conjunto de la arquitectura islámica.

►Tercer ámbito – Estructura del espacio | El primer autorretrato en espejos curvos de Escher, fascinado desde siempre por las superficies reflectantes, data de 1921. La esfera, que refleja los rayos procedentes de cualquier dirección, representa íntegramente el espacio que la rodea, con la particularidad de que los ojos del espectador están siempre en el centro: la sensación a que da pie la interacción con el espacio y la luz reflejados es esa, la del yo en el centro del mundo, de modo que, según dejó escrito el propio Escher, el Yo es protagonista indiscutible, a cuyo alrededor gravita el mundo.

espacio y la luz reflejados es esa, la del yo en el centro del mundo, de modo que, según dejó escrito el propio Escher, el Yo es protagonista indiscutible, a cuyo alrededor gravita el mundo.

►Cuarto ámbito – Metamorfosis | Para Escher, la división regular del plano era un instrumento para crear situaciones donde se entrecruzan elementos primitivos en contraste, formando un ciclo metamórfico. En otros casos, por el contrario, son elementos geométricos abstractos los que se transforman en formas concretas y delimitadas con gran precisión, como en Verbum, la obra más importante de este ámbito, donde, partiendo de una teselación triangular del interior de un hexágono, las teselas se convierten en ranas, peces y aves, en representación de la tierra, el agua y el aire, sumido todo ello en la alternancia entre el día y la noche. Los triángulos brotan de un hexágono central que representa la palabra «Verbum», el logos del que nace todo.

►Quinto ámbito – Paradojas geométricas | Son los aspectos científicos del arte de Escher, que no pueden dejarse de lado. La línea que separa a Escher de los matemáticos es sutil, pero determinante. Una atracción recíproca y provechosa, hasta el punto de que el genio holandés fue el único capaz de plasmar en imágenes las fantasías de los segundos, haciendo que se fijaran en él los científicos, con quienes estableció un intercambio que ni aun después de su muerte ha terminado.

►Sexto ámbito – Obras por encargo | Ofrece la actividad «cotidiana» de Escher, más centrada en cumplir las exigencias del cliente que a su investigación artística personal, aunque no por ello sean obras de menor interés. A la hora de ejecutar exlibris o tarjetas de visita para una clientela muy diversa, Escher, como todos los grandes artistas, no traicionaba su arte, sino que abordaba el tema con un enfoque original y reconocible a simple vista.

►Séptimo ámbito – Eschermanía | Arte que sale del estudio de Escher convertido en cajas de regalo, sellos y felicitaciones. Ha ingresado en el mundo del cómic, ha acabado en carátulas de discos de grupos tan famosos como Pink Floyd, y sus estructuras imposibles se han usado en referencia a situaciones paradójicas, y para dejar estupefacto al espectador mediante arquitecturas que de hecho son irrealizables.

Exposición Escher | Palacio de Gaviria.

Calle del Arenal 9, Madrid. 02 febrero / 24 septiembre 2017

 

Expo Escher | Los universos imposibles han llegado a Madrid

Déjanos tu opinión: ¿Qué te parece Escher?